9 de enero de 2018

¿Cómo se financia una ONG como ésta?

Os aseguramos que a diario vemos situaciones muy duras. Conocemos a personas que llegan a creer que no tienen derechos. Que ven cómo la justicia social les pasa de largo. Todas ellas tiene objetivos y dignidad. Todas nos demuestran cada día que, si creemos en ellas, son capaces de hacer florecer sus oportunidades. Por eso, en Ecos do Sur, nuestro trabajo es creer en las personas.

Hacemos todo lo posible para dar respuesta a los problemas y preocupaciones de quienes atraviesan nuestra puerta. Os vamos a contar cómo lo hacemos. Cómo reunimos los recursos para poder facilitar el acceso a los derechos básicos, al empleo y a la participación social a unas 20 personas cada día, casi 5.000  al año.

Por una parte están las subvenciones, públicas o privadas, que suponen el grueso de nuestra financiación anual. El mecanismo es el siguiente: una institución abre una convocatoria de subvenciones a proyectos sociales. Estas convocatorias marcan requisitos muy concretos y estrictos en cuanto a las características de los proyectos, las personas beneficiarias y los méritos de las organizaciones que pueden presentarse.

Una comisión evalúa los proyectos que diseñamos las ONGs, y los que obtienen las puntuaciones más altas consiguen la subvención. Normalmente, este tipo de convocatorias financian hasta el 80 por ciento del presupuesto que necesitamos para hacer realidad realidad el proyecto, por lo que tenemos que aportar el 20 por ciento restante, y demostrar que así lo hemos hecho

Las subvenciones nos ayudan muchísimo y sin ellas no podríamos apoyar a tantas personas, pero no alcanzan a cubrir todas las necesidades sociales. Por ejemplo, hay quienes precisan respuestas de emergencia a un problema no previsto. O quienes no entran  en la categoría de 'beneficiarias' establecida por el financiador. Si conoces a una persona desempleada de entre 30 y 45 años, seguro que le has escuchado decir que siempre se queda fuera de las acciones de promoción de empleo porque ya no pertenece al colectivo de jóvenes ni tampoco al de los mayores. Pues exactamente lo mismo sucede con muchos otros grupos de población. Y en Ecos do Sur los atendemos a todos por igual.

Las subvenciones tampoco suelen cubrir otras inversiones imprescindibles para nosotros, como el alquiler de un local donde atender a las personas, o el trabajo de profesionales que nos prestan servicios esenciales como la contabilidad, la administración, la dirección o la comunicación.

Para todo esto empleamos lo que se llama fondos no finalistas: son aportaciones privadas, normalmente de particulares, en forma de donativo puntual o periódico: las cuotas de socios, la entrada que compras para asistir a un concierto solidario, eventos de apoyo, premios... Son muy importantes, ya que sin ellos no podríamos completar ese 20 por ciento que tenemos que aportar en cada proyecto. No podríamos tener un local adecuado en el que atender a las personas. O tal vez quienes acuden a Ecos do Sur y no entran en la categoría de beneficiarios prioritarios se encontrarían con una puerta cerrada. Pero eso es algo que nunca haremos. Como ves, los fondos no finalistas son imprescindibles para que podamos seguir adelante.

Por si fuera poco, hay formas muy divertidas y emocionantes de aportar esos fondos no finalistas que son tan importantes. ¿Cuáles? pues por ejemplo asistiendo a un concierto tan fabuloso como el que estamos preparando para el mes de febrero. No te vayas lejos porque pronto, muy pronto, te contaremos todos los detalles. ¡Te va a encantar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario