4 de julio de 2016

"Hace veinte años hablábamos de dictadores africanos y hoy de multinacionales que desvían a paraísos fiscales: el efecto sobre las políticas públicas es el mismo"

Chema Vera es, desde el año 2012, director general de Oxfam Intermón en España. Químico Industrial, entró en el mundo de la Cooperación a través de un voluntariado en Perú que llevó a convertirse en ingeniero de proyectos. Inició su carrera profesional dentro de Oxfam Intermón en 1993 como director de la sede de Madrid y luego se hizo cargo del Departamento de Campañas y Estudios. Hasta 2012 trabajó en la Secretaría General Iberoamericana coordinando los Programas de Cooperación de las Cumbres Iberoamericanas.




Chema ha estado la pasada semana de visita en Galicia, donde ha dado charlas en A Coruña y Vigo desgranado la claves de la nueva iniciativa de la entidad: se trata del programa doméstico, innovación social que traslada a la España de las desigualdades los aprendizajes del bagaje de Oxfam Intermón en otros continentes. Ecos do Sur es una de las entidades beneficiarias, y gracias a este programa podremos contratar a profesionales de intervención y fortalecer áreas estratégicas a través del acompañamiento técnico.

Estos días estás en Galicia hablando sobre ciudadanía, políticas y crisis. Es decir, sobre un mundo que cada día suma más pobres y donde los ricos no dejan de enriquecerse más y más, ¿qué está pasando?

Hace unos años empezamos a constatar que en España y en Europa se está produciendo un aumento de las desigualdades similar al de los países donde estábamos trabajando, en África o América Latina. No tanto desigualdad entre países como dentro de cada país. Esto tiene un impacto en la cohesión y la estabilidad social, ya que se frena la lucha contra la pobreza. El análisis que hemos hecho sobre España nos muestra un país con muchas desigualdades.

Eso, a pesar de que a nivel macroeconómico se habla de salida de la crisis, de creación de empleo...

No hay informes de ongs ni de bancos que muestren que esa aparente salida de macroeconómica de la crisis llegue a la población vulnerable. La salida de la crisis sigue siendo desigual. Hay que tener en cuenta que en España hay 700.000 familias sin nigún ingreso, y también la precarización de los trabajadores: hoy en día, tener un empleo ya no garantiza salir de la exclusión. Nos estamos convirtiendo en una sociedad dual, como son las de América Latina en las que trabajamos. Otro tema importante es el impacto sobre la fiscalidad. Hace 20 años hablábamos de los dictadores africanos y latinoamericanos y hoy son las multinacionales que desvían a paraísos fiscales: el efecto sobre el centro de salud que te atiende, sobre las políticas públicas, es el mismo.

Precariedad, fraude fiscal... y en todo este contexto, recortes.

De ahí precisamente surge nuestro programa doméstico, cuando vemos que las políticas de austeridad que se están aplicando aquí siguen los mismos principios que los planes de ajuste estructural que se introdujeron en América Latina en los años 80, y que están teniendo las mismas consecuencias sobre las políticas públicas, con gran impacto sobre la población vulnerable.

Proponéis trasladar a España el modelo de trabajo que tiene Oxfam en países de lo que se conocía como 'el Tercer Mundo' ¿cómo haréis este viaje?

El programa doméstico es una casa que hemos empezado sobre el tejado, algo raro para Oxfam Intermón, que siempre empezamos a partir de la comunidad y desde ahí construimos influencia política. En este caso, hace cuatro o cinco años empezamos a sumar a nuestros análisis la situación española y europea. Desde el inicio tuvimos claro que no íbamos a operar directamente sobre esta situación, sino a través de organizaciones enraizadas en la intervención a nivel local, sabiendo además que el tejido de acción social en España ha sufrido mucho por doble motivo: el descenso de las subvenciones y la desaparición de la obra social de las cajas. Además, mantenemos nuestras líneas principales, y apoyaremos a organizaciones que trabajan en el ámbito de la violencia contra la mujer y el de los refugiados/as y migraciones.

¿En qué consiste el programa?

Nace con la voluntad humilde de respaldar a este tejido, en dos aspectos: por una parte, apoyo económico. Por la otra, y es la vocación de la idea, fortalecer a la entidades con apoyo técnico y formación en lo que ellas requieran: finanzas, marketing, etc. También hay una tercera pata, que es la del apoyo puntual con nuestra presencia pública si la entidad está pasando por una dificultad concreta que pueda requerirlo. No se trata de un programa destinado a seguir creciendo, pero sí a generar redes de colaboración entre entidades, incluso a nivel internacional, poniendo en contacto a organizaciones que trabajan en los mismos ámbitos para que puedan aprender mutuamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada